buen trato

La Importancia de los Buenos Tratos

Mucho es lo que se oye y lee en los medios acerca de los malos tratos, conductas abusivas, violencia, y poco es lo que sabemos acerca de la relevancia de los buenos tratos y de su incidencia en la salud física y mental.

¿Qué es un buen trato? No es fácil definirlo, ya que la mera ausencia de maltrato no logra explicarlo. La autora María Elena Iglesias quien ha escrito e investigado mucho el tema, indica que el buen trato “se define en las relaciones con otro (y/o con el entorno) y se refiere a las interacciones (con ese otro y/o con ese entorno) que promueven un sentimiento mutuo de reconocimiento y valoración. Son formas de relación que generan satisfacción y bienestar entre quienes interactúan. Este tipo de relación además, es una base que favorece el crecimiento y el  desarrollo personal.”

Por su parte, el psiquiatra chileno Jorge Barudy, residente en Bélgica, quien ha estudiado en profundidad el tema de los buenos tratos, señala que las buenas compañías, los cuidados y la solidaridad hacen la vida más feliz, más sana y más duradera.

Lo anterior se puede evidenciar también desde una perspectiva biológica; la autora Shelley Taylor, nos muestra cómo el cerebro y el sistema nervioso central participan en la capacidad humana de cuidar a otros. Según Taylor, el desarrollo cerebral depende de los cuidados y de los buenos tratos que cada persona haya recibido tanto en su niñez como en su vida adulta. Por el contrario, diferentes investigaciones sobre el impacto de la negligencia y los malos tratos físicos en bebés y niños pequeños han demostrado diferentes formas de atrofia y daño cerebral.

¿Cómo establecer buenos tratos? Barudy considera que la capacidad de tratarnos bien es inherente al ser humano. En este sentido, cuidar a los niños ofreciéndoles contextos de buenos tratos está al alcance de cualquier comunidad humana. En esta tarea, la familia tiene un papel central, específicamente en el desarrollo de recursos que permitan a los niños hacer frente a los desafíos de su crecimiento, incluyendo las experiencias adversas que les puede tocar vivir. A esta capacidad se le denomina resiliencia. Barudy indica que la presencia de por lo menos un progenitor que asegure una parentalidad competente y que proporcione afecto es un factor de resiliencia. Con el término parentalidad competente, hace alusión a la capacidad de los padres para asegurar los cuidados necesarios de sus hijos y ayudar a éstos a hacer frente a los sucesos dolorosos que les toca vivir. “En el desafío de existir –señala el autor- las dificultades pueden ser fuentes de crecimiento siempre y cuando el niño encuentre en una madre o en un padre el apoyo necesario para enfrentarlas y darles un sentido”.

Sin embargo, no sólo los padres son promotores de buenos tratos, sino que la comunidad que rodea al niño tiene también un rol fundamental. Adultos significativos, como lo pueden ser los profesores, que sean capaces de influir positivamente en el desarrollo de los niños pueden convertirse en verdaderos “tutores de resiliencia”. Este término lo acuñó el psiquiatra Boris Cyrulnik, para referirse a personas que por la calidad del apoyo que aportan a los niños, estos últimos son capaces de compensar las carencias de cuidados paternos y les permite la elaboración de sufrimientos. Por su cariño y coherencia, pueden lograr despertar en los niños la confianza incondicional en sus capacidades, así como valorar sus esfuerzos y sus dificultades.

Todos quienes son partícipes de la vida de un niño tienen la labor de crear contextos de buen trato; el impacto que esto tiene es inconmensurable a nivel biológico, mental, social y espiritual. No basta con evitar el maltrato, sino que hay que producir los movimientos necesarios a nivel personal, familiar y escolar para generar niños sanos y capaces de enfrentar exitosamente las vicisitudes de la vida.

 

Teresita Vicuña

Octubre, 2012

 

Fuentes:

– Barudy, J. & Dantagnan, M. (2005). Los Buenos Tratos a la Infancia. Parentalidad, apego y resiliencia. Barcelona: Gedisa.

– Iglesias, M. E. Guía para trabajar el tema del buen trato con niños y niñas. Recuperado de www.buentrato.cl


oct 07, 2012 | Categorías: Artículos, Novedades | Comentarios: No hay comentarios

 


Deja un Comentario




bottom